En el embarazo

Esta sección habla de la importancia de llamarnos pronto en el embarazo, o antes incluso, para que estemos disponibles, y también de cómo es el seguimiento durante el embarazo que en este momento ofrecemos. 

Habla de lo importante que nos parece que seáis vosotres* mismes quienes guiéis vuestra preparación para el parto y el postparto, movides por vuestro interés y las cosas que intuitivamente os piden profundizar más. 

También habla de cuántas consultas hacemos, dónde las hacemos, quienes estamos presentes... y lo importante que es que, a vuestro modo, invirtáis tiempo e ilusión en esta aventura. 

Contactar pronto en el embarazo

Cuanto antes empiecen las consultas antenatales más tiempo tenemos para conocernos, para hablar de todos los temas que necesitéis, para resolver dudas y afrontar miedos, para imaginar y hablar del parto que soñáis. Así que si tenéis claro que queréis que sea en casa cuanto antes contactéis con nosotras mejor, antes incluso del embarazo sería lo idea. 

 

Aunque antes de ser madres acompañábamos dos/tres partos al mes, la maternidad nos ha hecho replantearnos el tiempo que tenemos. Hemos decidido que nos reincorporamos a más bajo ritmo hasta que sintamos que podemos abarcar más. Por lo que hasta entonces sólo acompañaremos un parto al mes. Esto significa que cuanto antes nos llaméis más fácil es que estemos disponibles para acompañaros. Normalmente no acompañamos partos si os ponéis en contacto con nosotras estando embarazada de más de 30 semanas ya que ésto supone una sobrecarga de información para vosotres* en poco tiempo y un estrés adicional para nosotras.

Además de contactar por teléfono es necesario que nos conozcamos, tengamos buen feeling y decidamos juntes si vamos a seguir adelante, para que nosotras reservemos ese mes para acompañar vuestro parto. Si lo tenéis claro es buena idea si tras la primera llamada no tardamos muchos días en conocernos para que no se de la situación incómoda de que otra pareja nos llame en ese medio tiempo, que ya nos ha pasado. 

¿Cómo son las consultas?

Cuando empecé a acompañar partos en casa tenía una lista de cosas que consideraba importante contarle a todas las parejas, que se parecía bastante a la imagen que aparece un poco más abajo. Me vi sin pretenderlo representando el papel de le profesore que imparte la clase magistral ante unes alumnes que memorizan sin entender, que escuchan sin haber preguntado. Con el tiempo empecé a aburrirme yo misma de estas clases.

Ahora deseo que no me lleguen parejas aborregadas por el sistema escolar que esperan de mi charlas sin falta siquiera de que elles hagan preguntas. Después de haberme sumergido bastante en el tema del unschooling, deseo compartir mi tiempo con gente viva que tiene ilusiones e inquietudes y que fluye y profundiza guiade por ellas. 

 

El tema de la ma-paternidad es lo mismo que cualquier otra motivación para aprender: cada uno decide hasta donde sumergirse, qué tipo de información desea, que experiencias necesita vivir, cómo quiere explorar con el cuerpo esta fase, en qué aspectos quiere o necesita cambiar para entrar en esta nueva etapa. Es más, cada une es libre de valorar si necesita información para tomar decisiones o si desea dejarse arrastrar por el embarazo, el parto y el postparto por instinto impoluto. El conocimiento nos da tanto poder como tiene la capacidad de preocuparnos. Cada cual puede servirse de información a gusto propio. 

 

No hay nada que crea imprescindible saber para gestar, parir o criar. Pide lo que tu necesites, busca lo que necesites, abre tus horizontes más allá del pedir consejo al profesional de turno, pregúntate a ti misme ¿y yo qué pienso? ¿qué siento que es correcto? ¿qué me interesa? ¿qué puntos de vista me resultan más afines? Alimentaros a vosotres mismes en vez de esperar que alguien os cebe, sumergiros en la investigación guiados por cada piedra que os atraiga en el camino, olvidaros de a dónde tenéis que llegar y disfrutar de ello. Nosotras queremos compartir vuestros descubrimientos, disfrutar de vuestra alegría, porque todo lo relacionado con el parto es nuestra pasión, compartir las cosas que nosotras hemos encontrado sobre los temas que os interesen... y nos comprometemos a buscar juntes esas cosas que aún no sabemos, porque ni en una vida tendremos todas las respuestas.

¿Cuántas y dónde las hacemos?

Hacemos en torno a cinco o seis consultas con cada pareja, normalmente con una frecuencia mensual. Cada una de las consultas dura 2/3 horas, en las que además de abordar los aspectos físicos damos espacio para sacar a la luz dudas, miedos, experiencias pasadas, planes y deseos para esta aventura...

Hacemos todas estas consultas en Pruvia, excepto una de ellas, en torno a las 36 semanas, que será en vuestro domicilio. Normalmente la primera consulta la dedicamos exclusivamente a presentarnos, a hablar sobre la experiencia de parto anterior si lo hubo y a escuchar los motivos que han llevado a cada familia a plantearse un parto en casa. Si se tienen dudas éste es el mejor momento para solucionarlas.

 

En general intentamos hacer las consultas siempre los lunes, por la tarde, o martes por la mañana para facilitar nuestra organización. Como es imprescindible que ambéis estéis presentes, si une de les dos no puede ninguno de esos días de la semana, nos amoldamos a otro día en que podáis. Nuestra agenda se va llenando con una semana de antelación, así que si nos pedís cita con algo más de margen casi seguro que tendremos hueco.

 

En la consulta a domicilio las parejas nos hacen un tour por su casa, viendo los distintos espacios y contándonos cómo se los imaginan de cara al parto y al postparto. Nos enseñan dónde encontrar todas las cosas, dónde será nuestro espacio para descansar y donde quieren poner la piscina de partos si es que planean usarla. En esta consulta la atención estará centrada en dar al plan de parto las últimas pinceladas juntes. Esto puede llevarnos a preguntas del tipo de ¿en qué espacios de la casa os sentís más cómodes para el parto? ¿qué personas de apoyo estarán presentes? ¿qué labor tendrá cada une de elles durante el parto? ¿en qué momentos les avisaréis? ¿a partir de qué fase del parto os gustaría que estuviésemos a vuestro lado? ¿qué es importante para vosotres que ocurra, o que no ocurra, durante el parto? ¿qué podemos hacer todes les presentes para favorecer que así sea? Además en esta consulta aprovecharemos para dejar todo nuestro material, piscina incluida, en la casa y así poder llegar más ágilmente cuando el parto empiece. 

¿Quiénes estamos presentes?

Raquel y/o yo estaremos en cada consulta. Según vamos consiguiendo un mayor equilibrio entre nuestra vida familiar y el acompañamiento a los partos vamos teniendo cada vez más ganas de acompañar a más parejas al mes. Así que nos repartiremos y para cada pareja una de nosotras será la que se encargue de la mayor parte del acompañamiento durante el embarazo, aunque para la visita a casa y el parto estaremos siempre las dos. 

Además también estamos involucradas en un proyecto de creación de red/tribu en torno a la ma-paternidad y en la recuperación de la figura de la partera, llamado PartEres, por lo que además de Raquel y/o une de les aprendices de parteres también estará presente en las consultas. En el blog puedes leer sus cartas de presentación y motivaciones para adentrarse en este mundo y crear nuevas formas de apoyar y acompañar.

Tiempo e ilusión para prepararse

 

La preparación al parto y al postparto requiere tiempo. Puede ser un tiempo individual y en familia en el que vosotres acaricéis a vuestro bebé aún en el útero, hagáis planes para el parto y un buen apoyo en el postparto, leáis libros, escuchéis podcast, os informéis autónomamente u os olvidéis de toda teoría e iniciéis un camino hacia adentro, de conexión con vosotres mismes, de sumergirse en la intuición, en los sueños...

 

O puede ser algo más social, ya sea en consulta con nosotras, en encuentros de familias, en grupos de preparación, en eventos sobre ma-paternidad... Toda forma de preparación es válida y complementaria, una cojea sin la otra. Vuestra forma es la forma correcta para vosotres, no sigáis caminos marcados por otres, pero no os olvidéis tampoco de dar espacio a lo profundo, que no asoma cuando hay prisas o miedos que no se quieren verbalizar. 

Hacerlo a vuestro modo, pero no escatiméis tiempo ni ilusión para adentraros en esta aventura de la forma más plena posible. 

Valle, revisado y ampliado en Septiembre 2018, escrito en 2014

* Lenguaje inclusivo

  • FB: Dar a Luz en Casa, Parto en casa
  • Youtube: Parto en casa, Asturias
  • Instagram: Parto en casa Asturias

Pruvia de abajo 23, Llanera, 33192 Asturias, España

Dar a Luz en Casa Sobre nosotras Cris, R